La importancia del Psicólogo

Los problemas de ansiedad y depresión están más a la orden del día que nunca. Es más, en estos momentos, el estrés ya se considera una de las grandes enfermedades del siglo XXI. Es por ello, que ante cualquier posible indicio, es importante ponerse en manos de un buen psicólogo para que pueda ayudarte.

mujer-con-depresión

Qué son la ansiedad y la depresión

La ansiedad y la depresión están más relacionados de lo que imaginas, dado que una puede desencadenar en la otra. ¿Qué significan cada una?

Empezando por la ansiedad, es un sentimiento de temor e incluso de inquietud. Es decir, cuando se siente ansiedad, la persona se muestra nerviosa, tiene sudores fríos, le va más rápido el corazón. Es una reacción natural frente al estrés.

Mientras que, la depresión es más que estar triste un día. Cuando la tristeza forma parte del día a día hasta el punto de interferir en la vida cotidiana, podríamos estar hablando de depresión, de una persona deprimida.

La ansiedad suele ser algo puntual, aunque puede durar días o semanas. Por ejemplo, ansiedad en época de exámenes, si se está a la expectativa de recibir noticias sobre la evolución de una enfermedad, etc. Son muchas las noticias importantes que pueden generarnos este sentimiento.

La depresión por su parte, suele ser un estado más largo y profundo. Suele presentar signos como ansiedad con frecuencia, abandono de actividades cotidianas, irritabilidad, dificultad para dormir, dormir demasiado tiempo, comer más o no tener apetito, dificultad para concentrarse, etc.

En los casos más graves, la depresión podría llevar a pensar en el suicido o en auto lesionarse. En los casos más frecuentes, son los puntos mencionados en el párrafo anterior. Como ves, son características similares al trastorno de ansiedad.

Y es que, aunque se consideran categorías diagnósticas diferentes, suelen estar íntimamente relacionadas. Por eso es importante seguirlas de cerca, para que una no termine desencadenando en la otra. Cuanto antes se contraataque, mejor.

¿Qué causa la ansiedad o la depresión?

Como avanzamos, puede ser propiciado por distintos factores. No a todas las personas les afectan los problemas de la misma forma, por lo que puede deberse a factores biológicos, ambientales, psicológicos, genéticos, etc. 

Se puede incluso heredar o partir de algún tipo de evento traumático o estresante, un cambio importante en la vida, un problema médico, el consumo de ciertas sustancias o medicamentos, etc. 

Para poder solucionarlo, es necesario ir a la raíz del problema. A veces, solo con hablar con un profesional se consigue quitar hierro al asunto, se consigue no darle tanta importancia a temas que realmente no la tienen. Por lo que estamos ante patologías que se pueden solucionar solo con hablar.

síntomas-de-la-ansiedad

Terapias y tratamientos

El primer paso para dejar atrás la ansiedad o la depresión, pasa por empezar terapias o tratamientos adecuados, específicos para la persona afectada.

La psicoterapia o terapia o consejería es una de las opciones más recomendables. Lo habitual es que la terapia dure poco tiempo y que se centren en resolver el origen del problema que ha desencadenado en esa situación. Entenderlo y encontrar formas de manejarlo puede hacer que se enfrente y que se asuman nuevos retos.

La clave está en trabajar junto con el terapeuta o psicólogo para aprender ciertas habilidades o cambiar las conductas que le causan problemas. Para cortar el problema de raíz y volver a recuperar el control sobre la vida.

En algunos casos, se emplean medicamentos. Los antidepresivos pueden ayudar a mejorar el estado de ánimo. Pero uno no se debe automedicar ni mucho menos, sino que debe ponerse en manos del médico para que lo aconseje.

Son distintas terapias o tratamientos a afrontar. Pero, como te decimos, depende mucho de cada caso en concreto. Lo mejor siempre es ponerse en manos de profesionales, para que puedan asesorarte según tu caso en concreto.

¿Qué incidencia tienen en la población?

Empezando por la ansiedad o el estrés, se estima que 9 de cada 10 españoles lo han sufrido en el último año y que 4 de cada 10 de forma frecuente y continuada.

Entre las causas más frecuentes hablamos de falta de tiempo, cansancio, sueño y otros factores de la vida diaria. Mientras que los síntomas suelen ir acompañados de irritabilidad, ansiedad, insomnio, dolores musculares, etc.

Por otro lado, está la depresión. Si bien es cierto que la ansiedad o el estrés están más normalizados que ésta. Es más, puede que no se reconozca por… ¿vergüenza? Sin embargo, los datos afirman que entre un 8% y el 15% de la población sufre depresión. En torno a 350 millones de personas en todo el mundo y cerca de 2 millones y medio en España.

tratamiento-de-la-ansiedad

La importancia del psicólogo en estas patologías

Tener al lado a un psicólogo de confianza que nos ayude siempre que nos sintamos deprimidos o con ansiedad, es fundamental. El profesional hablará con nosotros y nos ayudará a identificar el origen del problema. Además, nos proporcionará mecanismos para evitar que ciertas cosas nos pasen tanta factura.

Hay personas que creen que la figura del psicólogo no les ayudará en absoluto, pero eso se debe a una completa falta de conocimiento, porque la ansiedad o la depresión son enfermedades que se pueden curar y en las cuales un psicólogo puede ser determinante.

 ¿Cómo puedo saber si sufro de ansiedad o depresión?

A lo largo del artículo te hablamos de algunos de los síntomas habituales. Si no te encuentras bien, podrías estar pasando por algo similar. 

En Internet puedes hacer test, aunque no todos son fiables y seguros. Pueden servirte como material de apoyo o para hacerte una idea, pero no los tengas como único recurso porque no contienen la verdad absoluta. 

En cualquier caso, un profesional como un psicólogo puede estudiar tu caso y ayudarte en todo. Son trastornos y, lo mejor, es ponerse en manos de un médico.

No sigas sufriendo estos problemas de ansiedad o depresión en silencio. Ten en cuenta que una patología puede desencadenar en la otra y ser demasiado tarde. Busca el origen del problema y trabaja para que no domine tu vida.

Deja un comentario

error: Contenido con Copyright